La adaptación del sector inmobiliario al mundo ‘online’

Los medios tradicionales de comunicación o de publicidad, como los anuncios en medios impresos o las vallas publicitarias en los márgenes de las carreteras, ya no bastan para potenciar un negocio; tampoco en el ámbito inmobiliario. Por eso, es necesario adaptarse a las nuevas tecnologías y explotarlas al máximo.

Pero, ¿cuál es el principal beneficio que puede aportar el uso óptimo de las redes sociales (uno de los pilares básicos en los que se asienta el nuevo modelo de publicidad)? En primer lugar, atraer a potenciales clientes y, en última instancia y como consecuencia de lo anterior, seducirlos con los contenidos online, conseguir una transacción y, en la medida de lo posible, fidelizarlos para que continúen confiando en ti o contribuyan a difundir el nombre de tu empresa.

inmobiliarias online

Para que esto se produzca, debes poner especial énfasis en el contenido de la web. Sobre todo, si te dedicas a nichos de mercado reducidos o especiales, como puede ser la compraventa o alquiler de propiedades de prestigio, casas singulares o un hotel de elevado interés patrimonial. Se trata de productos selectos dirigidos a un público culto y presumiblemente ocupado, por lo que hay que construir un mensaje preciso y sencillo, pero bien elaborado.

Debido a la importancia del contenido, tanto en fondo como en forma (la calidad de los textos, su estructura y vocabulario especializado pero accesible, resulta tan determinante como el producto en sí), la opción idónea radica en recurrir a consultorías de comunicación y marketing (por ejemplo, LançoisDoval para el sector mencionado de inmuebles singulares o Wikyta para el ámbito del ocio) para que diseñen las estrategias de comunicación online (y offline, si deseas un planteamiento integral).

Una vez diseñado el contenido específico, llega el momento de difundirlo. Para ello resultan esenciales las redes sociales como Facebook o Twitter, como ya te he dicho. Debes seleccionar en cuáles deseas estar presente: en el caso concreto de las casas singulares, hablamos de un sector de lujo, por lo que debes excluir plataformas como Tuenti, cuyo público objetivo está formado por adolescentes. Dado este primer paso, puedes ofrecer información complementaria en cada una de ellas, en vez de duplicar los datos: así incrementas las posibilidades de llamar la atención de un posible cliente.

Como ves, las nuevas tecnologías ofrecen un mundo de posibilidades a los promotores inmobiliarios. Para sacarles el máximo partido, cuida la forma, mima el contenido y confía en los especialistas. Tu negocio lo agradecerá.