Transmitir confianza en los negocios online

Todavía hay usuarios que ven con recelo las posibilidades que ofrece Internet a la hora de comprar productos o adquirir servicios. La transparencia es fundamental cuando tenemos un negocio online. Si el internauta confía plenamente en nosotros, mayores posibilidades de crecer y éxito tendremos. ¿Cómo se puede lograr?

confianza negocios

Si generamos confianza, mejoraremos las ventas de nuestro eCommerce siempre y cuando dispongamos de un producto y un nicho de mercado favorable. Supongamos que tenemos un negocio online de posicionamiento web y entre nuestro portafolio de productos ofrecemos asesorías SEO.

Si queremos que el usuario acabe contratando nuestros servicios deberemos:

1.- Cumplir con la ley: Es importante que nos asesoremos sobre la Ley Orgánicas de Protección de Datos (LOPD) y que nos ajustamos a lo que estipula. Sus requisitos son sencillos de cumplir. Nos evitaremos problemas y generaremos mayor confianza.

2.- Quiénes somos: Aunque tengamos claro que actuamos honestamente, el usuario no lo percibe a través de Internet. Por tanto, hay que explicar en algún apartado de nuestra web el funcionamiento de nuestra empresa, sus valores y filosofía, equipo humano que hay detrás, forma jurídica, registro mercantil, dirección, teléfono de contacto, etc.

3.- Formas de pago fiables y claras:No sólo se trata de dar las diferentes opciones para pagar (Paypal, TPV, etc.) Es importante que le expliques a tu cliente el tratamiento confidencial que se va a hacer de sus datos bancarios. No hay que dejar margen a dudas porque perderemos en confianza.

4.- Atención personalizada: Internet tiene la ventaja de eliminar intermediarios, pero eso no quiere decir que ofrezcas un servicio más personalizado para responder preguntas a los usuarios o potenciales clientes. Pon un chat online, un número de teléfono claro o un formulario de contacto. Eso da seguridad y despeja cualquier posible duda sobre la veracidad del negocio que tienen en la pantalla de su ordenador.

5.- Da toda la información para que no hayan sorpresas. Lo peor que puede ocurrirle a un cliente es hacer todos los pasos de compra y encontrarse al final que tiene que acarrear con unos costes extras de portes o por escoger una determinada forma de cabo. No lo hagas. Déjalo bien claro desde el principio.

6.- Cambios y devoluciones. Explica claramente bajo qué condiciones se pueden realizar devoluciones o efectuar cambios. No importa si tienen un recargo extra. Mejor ponerlo y evitar dudas. Recuerda que cuando hay dudas, hay desconfianza.